Siguenos en Redes

Si estás aquí es por que te gustan las verduras y ademas te gusta cuidar tu cuerpo. Si es así entonces eres de los nuestros. A estas alturas nadie duda ya de que la dieta mediterránea es la más completa, variada y saludable del mundo. En ella, la verdura y la fruta adquieren una gran relevancia, cumpliendo así una de las recomendaciones alimentarias de la Organización Mundial de la Salud, quien nos insta a consumir al menos tres raciones diarias.

ensalada de hojas verde aliñada con lime

Desde ETERNITY queremos aportar nuestro granito de arena en el objetivo de fomentar una alimentación saludable.Por eso hoy queremos centrarnos en las verduras de hoja verde, ya que están consideradas como las más beneficiosas de todas y una de las piezas fundamentales de la pirámide alimentaria. Vamos a descubrir cuáles son las mejores para nuestro organismo por su aporte de fibra, vitaminas y minerales.

¿Por qué debemos consumir verduras de hoja verde?

Su llamativo color es sinónimo de salud. Y es que el verde de estas verduras se debe a la presencia de clorofila, una sustancia purificadora de la sangre que ayuda a eliminar toxinasregenerar las célulasreforzar el sistema inmunológico y normalizar la presión arterial. Además, los nutrientes de calidad que aportan al cuerpo ayudan a incrementar la energía y vitalidad.

Entre las sustancias nutritivas que nos ofrecen, destacamos las vitaminas A, C, y complejo B, además de minerales fundamentales para el organismo como el calcio, el magnesio, el hierro o el potasio. Y todo esto con muy pocas calorías y un alto poder saciante. ¡No se les puede pedir más!  

Estas son las verduras de hoja verde más comunes

-Acelga
-Achicoria
-Apio
-Berro
-Canónigo
-Col rizada o col de Bruselas.
-Endivia
-Escarola
-Espinaca
-Grelo
-Hoja de remolacha
-Hoja de zanahoria
-Kale
-Lechuga
-Repollo
-Rúcula

Todas ellas son sanísimas, pero hoy queremos destacar las cinco que no deben faltar en tu dieta por su valioso poder nutricional

1.- Acelga 

acelga

De esta planta herbácea de grandes hojas verdes brillantes o rojizas se aprovecha todo, incluso las pencas de las hojas. Aunque son la pesadilla de todos los niños, lo cierto es que su consumo es muy recomendable por su altísimo contenido en fibra, vitaminas, ácido fólico, sales minerales y agua. Es muy versátil en la cocina, se puede consumir tanto cruda -en ensaladas- como hervida. 

2.- Brócoli

brocolli

También conocido como brécol, pertenece a la misma especie que el repollo o la coliflor. Sus cabezas florales y carnosas son de un sabor intenso. Esto, unido a la cantidad de propiedades que posee, está haciendo que se popularice rápidamente su consumo. Y es que, cuando la comemos, le estamos dando a nuestro organismo una buena cantidad de vitaminas C y E, fibra, luteína, beta-caroteno y diindolylmethane (con propiedades antivirales, antibacterianas y anticancerígenas). También es recomendable añadir esta verdura a nuestra dieta si queremos prevenir enfermedades cardiacas. ​ 

3.- Col rizada o col de Bruselas

coles de Bruxelas

Se comenzaron a cultivar en la capital belga, de ahí el nombre de esta verdura cuyas yemas comestibles se conocen por su contenido elevado en Ã¡cido fólico, vitamina A y vitamina C. En Europa se consumen de manera generalizada, sobre todo acompañando a carnes y pescados por su sabor delicadamente dulce.   

4.- Espinaca

espinacas

Si queremos poseer la fortaleza física de Popeye, no debemos olvidarnos de las espinacas. Esta planta anual nos ofrece unas fantásticas hojas verdes de color oscuro que aportan vitaminas A, E y K, yodo y una buena cantidad de antioxidantes. Aunque tradicionalmente se ha consumido hervida, lo cierto es que cada vez más personas prefieren comerla cruda en ensaladas. 

5.- Rúcula

rucula salvaje

Hasta hace relativamente poco tiempo era quizá la más desconocida de estas cinco verduras, pero su sabor peculiar está haciendo que gane adeptos cada día. En países como Italia sí se ha consumido tradicionalmente, acompañando a pizzas y diferentes recetas de pasta. La rúcula nos ofrece una cantidad importante de hierro y vitamina C, por lo que también debe ser tenida muy en cuenta.

Verdura de hoja siempre fresca

Cuanto más fresca sea la verdura, mejor conservará sus propiedades. Por eso recomendamos siempre comprar verdura fresca e intentar consumirla cruda, o muy poco cocinada para no matarle las enzimas y propriedades nutritivas.

Recordad antes de empezar cualquier dieta es mejor consultar un medico especialista. Si os ha gustado el post por favor compartirlo en vuestras redes sociales para asi, llegar a mas gente.

Siguenos en Redes

¿Te gusta nuestro blog? Compártelo con tus amigos